¿Qué es un proceso terapéutico?

La psicoterapia es un proceso de comunicación entre una o un psicoterapeuta (una persona entrenada y calificada para evaluar y acompañar el proceso de cambio) y una persona que busca su apoyo (consultante).

Desde hace 18 años en el CSMyG hemos optado por referirnos a las personas que buscan un apoyo psicoterapéutico como “consultantes” ya que consideramos que la persona cuando acude a terapia no está enferma y por eso no la nombramos paciente, ni busca realizar una compra por lo que tampoco le llamamos cliente,  en realidad viene a consultarnos y en búsqueda de orientación.

Creemos en la importancia de que las personas tomen un papel activo en sus procesos psicoterapéuticos cambiando la postura de “pacientes” (actitud pasiva) por consultantes ya que esto implica al iniciar un proceso psicoterapéutico que ejerzan su derecho a saber el tipo de atención que recibirán, su derecho a CONSULTAR a diferentes profesionales de la salud mental hasta encontrar a aquella o a aquel con quien se sienta segura/o, su derecho a conocer cuál es la formación profesional de la persona que le atenderá, teniendo en cuenta que las respuestas solo vendrán de sí misma/o (el o la consultante) y no de la o el profesional que le atenderá.

En el Programa del Centro de Salud Mental y Género hemos propuesto desde 1998 que antes de iniciar un proceso psicoterapéutico:

  • Busques información sobre el problema y/o la situación que estés viviendo.
  • Busques a un o a una profesional de la salud mental con quien te sientas en confianza y segur@.
  • Elijas, así que puedes entrevistarte con vari@s psicoterapeutas hasta sentirte segur@ de tu elección.
  • Preguntes al o a la psicoterapeuta dónde realizó sus estudios y el tipo de abordaje psicoterapéutico que maneja.
  • Un o una profesional de la salud mental y emocional no debe ejercer abuso sexual, emocional, físico o económico, si fuera el caso, denúnciale.
  • Recuerda que no existen fórmulas instantáneas para la felicidad, vas a la o al psicoterapeuta por respuestas pero éstas deben de surgir de ti mism@, no de el o la profesional que te atiende.

  • Minoru

    Me gusta el cambio de enfoque del concepto de paciente a consultante, el proceso que mencionan lo he aplicado de forma empírica aún que encontré alguien en quien confiar. Hay veces que los temas que se tocan son sensibles y abrir el alma para hacer una confrontación con uno mism@ es difícil asumir y es fácil caer en la tentación de asignar la responsabilidad a terceros

    • http://centrodesaludmentalygenero.com.mx Centro de Salud Mental y Género

      Buena tarde;
      El término CONSULTANTE, lo hemos integrado dentro del Proyecto del Centro de
      Salud Mental y Género desde 1998, gracias al arduo trabajo de psicoterapeutas
      feministas argentinas como las Doctoras Mabel Burín, Ana María Fernández
      e Irene Freidman, por romper con la propuesta de modelo de psicoterapia
      hegemónico donde el poder se coloca única y exclusivamente en la o el
      profesional de la salud, invisibilizando y no tomando en cuenta a la persona que
      vive la situación emocional que le lleva a iniciar un proceso psicoterapéutico.
      Saludos,
      Leticia Uribe

¿Te gusta esta página?

¿Quieres una igual?

 Somos una compañía dedicada a crear sitios web asombrosos a precios razonables. Además ¡Amamos a los perros!

 

Ponte en contacto con nosotros.

 www.sitiosguau.com

twitter: @sitiosguau

Se nuestro fan en facebook

 

 ¡Te haremos ladrar de gusto!